La Vacuna para los Niños

Ahora que la vacuna contra el COVID-19 ha sido aprobada para los niños de 5-11 años de edad, es posible que usted tenga dudas o inquietudes – eso es normal. Lo invitamos a leer esta información y hablar con el proveedor de servicios de salud de su hijo(a) si tiene dudas adicionales.

La vacuna es segura

  • Las vacunas contra el COVID-19 han sido probadas y revisadas rigurosamente y, al igual que todas las vacunas, se sigue monitoreando su seguridad. Cientos de millones de adultos y adolescentes se han vacunado de forma segura en los Estados Unidos.

  • Los datos de los ensayos clínicos indican que la vacuna es segura para los niños más pequeños.

  • Los niños pueden tener efectos secundarios leves, como dolor en el brazo, fatiga, dolor de cabeza o fiebre leve, y la mayoría pasan en uno o dos días. Estos son signos normales de que el cuerpo está desarrollando una protección. Los efectos secundarios graves son poco comunes y pueden tratarse.

  • Una persona no puede contagiarse de COVID-19 por recibir la vacuna.

  • No hay evidencias de que la vacuna (o cualquier otra vacuna) cause problemas de fertilidad.

  • El riesgo de miocarditis (inflamación del corazón) es poco común. De hecho, el COVID-19 aumenta el riesgo de desarrollar miocarditis.

La vacuna es eficaz

  • Las personas vacunadas tienen muchas menos probabilidades de enfermarse.

  • La vacuna reduce considerablemente el riesgo de enfermedad grave, síntomas de COVID-19 de larga duración, hospitalización y muerte por COVID-19.
     

Las vacunas evitan que los niños falten a la escuela y a sus actividades

  • Los niños vacunados tienen muchas menos probabilidades de enfermarse. Eso significa que es menos probable que falten a la escuela, a los deportes y a las actividades sociales con los amigos y la familia.

  • Los estudiantes vacunados no tienen que ponerse en cuarentena si se exponen a alguien con COVID-19, siempre y cuando no tengan síntomas. Esto significa que no faltarán a clase y sus cuidadores no tendrán que ausentarse del trabajo.
     

Las vacunas nos protegen a todos

  • Aunque los niños suelen enfermarse menos de COVID-19 que los adultos, pueden contraer y contagiar el virus a otras personas más vulnerables a la enfermedad grave o a aquellas que no pueden vacunarse. 

  • Mientras más personas se vacunen, menor será la probabilidad de que el COVID-19 se propague y todos estaremos más seguros.

  • Las vacunas pueden evitar que surjan nuevas variantes más peligrosas

Lo que usted puede esperar

  • Su hijo(a) necesitará 2 dosis de la vacuna a intervalos mínimos de 3 semanas para obtener una protección completa.

  • Los niños reciben una dosis menor que los adultos y se utiliza una aguja más pequeña.

  • Si su hijo(a) se siente nervioso:

    • Piense en el momento oportuno para informarles sobre su cita. Algunas personas recomiendan un día de anticipación por cada año de vida.

    • Dígales con calma lo que va a pasar durante la cita.

    • Utilice un lenguaje neutro como "vacuna" en vez de "inyección" y "piquete" o "presión" en lugar de "pinchazo".

    • Anímelos a hacer preguntas, a expresar sus sentimientos o a hacer juegos de rol con sus juguetes
       

Más información

  • Preguntas y respuestas frecuentes

  • Programe una cita de vacunación

  • ¿Tiene dudas? Hable con su proveedor de servicios de salud o visite www.GetAnswersContraCosta.org

  • Informe de los CDC: Efectividad de la vacuna ARNm de Pfizer-BioNTech contra  la hospitalización por COVID-19 entre personas de 12-18 años

press to zoom

press to zoom

press to zoom

press to zoom
1/3