Vacunación Contra el COVID-19

Ultima actualización 1/14/2020

La vacuna contra el COVID-19 es una de las herramientas más importantes para acabar con la pandemia del COVID-19. Una vacuna segura, eficaz y gratuita contra el COVID-19 estará disponible para todos los residentes de California. La aplicación de la vacuna junto con otros hábitos de salud diarios, tales como utilizar una mascarilla facial y mantener un distanciamiento social, reducirán la propagación del COVID-19 para que los negocios y las escuelas puedan volver a abrir por completo y podamos regresar a una vida más normal.
 

 

 

 

Fases de Distribución
 

Haga clic aquí para obtener más información sobre las fases de distribución de la vacuna.

Tenga en cuenta que estas fechas son estimadas y están sujetas a cambios. 

  • Personal del cuidado de la salud (nivel 1, 2, 3)

  • Empleados y residentes de instituciones de cuidados a largo plazo

  • Personas de 75 años de edad y mayores

  • Personas de 65 – 74 años de edad

  • Trabajadores esenciales de primera línea

  • Entornos donde se congreguen las personas y exista un riesgo de brote

  • Personas entre 50 y 64 años de edad 

  • Personas entre 16 y 64 años de edad con condiciones médicas de alto riesgo

  • Otros trabajadores esenciales

Todas las personas de 16 años de edad y mayores que no estén en la Fase 1

dic. - ene.

a partir de enero

se estima para la primavera

se estima para el verano

 

¿Cuándo puedo vacunarme?

¿Qué está sucediendo ahora?

La página sobre las fases de distribución cuenta con información acerca quién es elegible para vacunarse en este momento. Haga clic aquí para leer algunas preguntas frecuentes sobre las vacunas contra el COVID-19.

¿Por qué debo vacunarme?

La vacuna es una herramienta importante para ayudar a detener la pandemia. Lo protege a usted y a los demás reduciendo la infección y la propagación del COVID-19. La  aplicación de la vacuna junto con otras medidas de salud pública (tales como el uso de una mascarilla facial y el distanciamiento social) ofrecerán la mejor protección contra el COVID-19, reduciendo la propagación para que los negocios y las escuelas puedan volver a abrir por completo y podamos regresar a una vida más normal.

¿Cómo funcionan las vacunas?

Las vacunas no contienen virus vivo que pudiera causar una infección, se desintegran rápidamente en el cuerpo humano después de la inyección y no interactúan ni afectan al ADN de una persona. Estas vacunas utilizan ARN mensajero que enseña a las células del cuerpo a producir anticuerpos para protegerse contra el COVID-19. Ambas vacunas requieren de dos inyecciones en un período de tres o cuatro semanas.

¿Son seguras las vacunas?

Las vacunas tienen una larga historia de seguridad y eficacia. Mientras que la infraestructura para fabricar las vacunas COVID-19 se está ampliando lo más rápidamente posible, se han establecido procesos y procedimientos de rutina para garantizar la seguridad de cualquier vacuna que esté autorizada o aprobada para su uso. Hasta la fecha, más de decenas de miles de personas han recibido estas vacunas en ensayos cuidadosamente documentados. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) cuentan con un grupo independiente de expertos que revisa todos los datos de seguridad a medida que se reciben y proporciona actualizaciones periódicas de seguridad. El Estado de California también está llevando a cabo su propia revisión de los datos clínicos de las vacunas para verificar que sean seguras. Los CDC, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) y los proveedores de salud continuarán monitoreando la seguridad a medida que más personas se vacunen para conocer cualquier efecto secundario adicional de la vacuna.

 
 
 
 
 

Aún cuando las vacunas comiencen a estar disponibles, es muy importante que usted siga protegiéndose del COVID-19:

noun_mask_3635361.png

Utilice una mascarilla facial

Mantenga una distancia mínima de 6 pies de otras personas

Lávese las manos frecuentemente

Quédese en casa cuando sea posible